Qué grandioso proyecto

El despertador del sur
Por: Jorge Arturo Bravo
despertadordelsur@hotmail.com

Con bombos, platillos y timbales y los comités de aplausos concebidos, (medios de comunicación lambiscones) se viene anunciando desde el interior del Concejo Municipal de Pasto, con su vocero Álvaro Gómez Jurado, como gestor del “tan grandioso proyecto”, Recuperación de las Bibliotecas Públicas; qué bueno que al fin se den cuenta de la falta que le hace a Pasto al menos de una biblioteca pública.

Con “mucha autoridad” el citado concejal afirma que no es posible que en la antigua Caja de Previsión se encuentren arrumados más de dos centenares de libros; que yo sepa en esa vieja casona a la que se refiere, la última entidad que allí funcionó fue la Secretaría Departamental de Educación; parece que el benemérito concejal se refiere a la Biblioteca Departamental “José Eusebio Caro”, la misma que durante más de medio siglo prestó un importante servicio a todos los públicos.

Pero es que esta biblioteca no le pertenece al municipio sino al departamento, por lo tanto, doctor Álvaro José, quien debe recuperarla es la Asamblea Departamental de Nariño la cual mediante una Ordenanza debe crear nuevamente la Casa de la Cultura que también le pertenecía al departamento, pues como decía, mi abuelita que en paz descanse, pobrecita no tuvo escuela pero era “muy sabia” como muchos que hay en el Concejo, “no se meta donde no le corresponde” – me repetía.

Yo le aplaudiría y le daría, como reconocimiento “Un Búho” si desde el Concejo Municipal se gestara con su “sapiencia” un Acuerdo creando la Primera Biblioteca Pública, la que, en 118 años de historia de Pasto, hoy conocida como La Gran Capital, no la ha tenido, pues desde que tuve uso de razón 1958, hasta hoy no he conocido una biblioteca pública de carácter municipal, si me equivoco doctor, me corrige por favor, usted como historiador debe saber más que el autor de esta columna.

Qué bueno que hubiera sido, y sería un ejemplo ante el mundo, que antes que cerrar escuelas y convertirlas en cuarteles, las hubiesen convertido en bibliotecas públicas del municipio.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.