Tumbas pueden colapsar

Un gran grupo de tumbas ubicadas en la parte occidental del cementerio central de Sandoná pueden colapsar aseguró el padre Emiro Libardo Enríquez párroco de esta localidad.

El sacerdote llamó la atención a los familiares de los difuntos que fueron sepultados en estas tumbas con el fin de coordinar las acciones para trasladar sus restos al osario del lugar.
El presbítero Enríquez quiere prevenir que las tumbas, que están muy deterioradas por el tiempo, se vuelquen con los restos humanos y posteriormente sea mucho más difícil separarlos de los escombros generados.

El llamado a los familiares se produjo en el transcurso de esta semana y en especial en la celebración de la misa que se realizó ayer directamente en este campo santo al celebrarse el día de los difuntos o de las “benditas ánimas del purgatorio”.

Aprovechando la celebración el párroco coordinó unas actividades comunitarias de limpieza del cementerio para darle una mejor presentación y se realizó la pintura de la estatua del Sagrado Corazón de Jesús ubicada en el centro del lugar.
Así mismo el padre le solicitó a las familias sandoneñas no contratar coches para que vayan a botar la basura a la entrada del cementerio para mantener muy limpio este lugar sagrado, el cual es muy visitado por la comunidad en esta semana.

Author: Miguel Cordoba