32 años presente en El Carnavalito

El despertador del sur
Por: Jorge Arturo Bravo
despertadordelsur@hotmail.com

La Fundación Cultural Musurunakuna cumplió 32 años de presencia continua en el Carnavalito de Pasto, esta vez estuvo presente con el Colectivo Corográfico “De El Cebadal solo queda el recuerdo – TLC”, colectivo conformado por niños y adolescentes de diferentes instituciones educativas y colegios privados de Pasto, Normal Superior de Pasto, Ciudad de Pasto, Ciudadela Educativa de Pasto, Liceo de la Merced Maridiaz, Santo Domingo de Guzmán, Filipense y Chía de Cundinamarca, bajo la dirección y responsabilidad de Jorge Arturo Bravo.

Bajo los ritmos de los sonsureños: Sandoná, Cachirí y la Guaneña, especialmente, sin importarles la lluvia que azotó a la ciudad durante un buen tiempo del recorrido por la Senda del Carnaval, los niños y niñas demostraron no solo su habilidad para la danza sino su amor, su alegría, su entusiasmo y su gran cariño por nuestro Carnaval de Negros y Blancos, particularmente por el Carnavalito.

Su estampa con una excelente preparación coreográfica, los danzarines nos hicieron recordar la nefasta consecuencia del TLC que desplazó, en Nariño, en Yacuanquer, el cultivo de la cebada por cultivos alternativos como el tomate de árbol, elementos que hicieron parte del bello y colorido vestuario de los danzantes de este colectivo coreográfico que se robó los efusivos aplausos del numeroso público apostado a lo largo de la senda a pesar la inclemencia del tiempo.

Felicitaciones a la Fundación Cultual Musurunakuna por su constante participación en el Carnavalito, la fiesta infantil más grande del suroccidente de colombiana por su ingenio y creatividad, pero especialmente felicitaciones a todos los integrantes de este maravilloso colectivo coreográfico.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *