Balance del carnaval sandoneño 2011

Terminó el carnaval sandoneño 2011 que por primera vez organizó la Corporación de ferias y fiestas de Sandoná – Corposandoná, organismo que se aprobó mediante acuerdo del concejo municipal en el año 2008 y que se integró en septiembre del año anterior.

Sobre Corposandona hay que recordar que se presentó el proyecto de acuerdo en el año de 1993, luego se realizó un segundo intento al comenzar la década del 2000 y fue en la presente administración municipal que fue aprobado por el concejo y sancionado por el alcalde.
Las responsabilidades de Corposandoná iniciaron el pasado 28 de diciembre con el homenaje al agua, celebración que quiere cambiar la actitud de la comunidad de jugar con bombas de agua y dejar atrás el carnaval del agua con el fin de evitar su desperdicio, aunque claro gran cantidad de líquido se utilizó el 7 de enero para lavar calles y lugares públicos como el parque luego de la tremenda empolvada del día anterior.
El 31 de diciembre se realizó el desfile de años viejos en las modalidades especial y tradicional no motorizada, que reemplazó a los coches de tracción animal, acorde a la decisión tomada con anterioridad por la corporación. Se observó una gran participación de los artesanos en esta tradicional celebración y lo mejor una vez el jurado emitió su veredicto de inmediato la organización canceló los premios acordados, por valor de 10 millones 200 mil pesos.
La lectura del testamento se realizó a través de la emisora Digital Stereo que desde hace algunos años reemplazó a la lectura que se hacía a través de la amplificación ubicada al frente de la alcaldía municipal, para lograr una mayor cobertura y permitir que las personas que no salen al parque principal puedan enterarse de la herencia que deja el año viejo.
Este evento que ha generado controversias en diferentes épocas, fue analizado por los integrantes del ente organizador con el fin de hacerle algunos cambios acordes a la época, insertándole algunos efectos sonoros en una producción radial que se realice con el suficiente tiempo, conservando la esencia de la crítica humorística especialmente a los personajes públicos de la localidad y evitando las intromisiones en asuntos de la vida privada de las familias sandoneñas, sin embargo se mantuvo fiel a la tradición.
Un tema que hay que  revisar es la realización de la verbena popular en el parque principal en las primeras horas del nuevo año, que ha generado problemas por la cantidad de personas que llegaron al hospital Clarita Santos con algún tipo de lesión originados por riñas o intoxicados por la ingesta de licor.
Los carnavales se iniciaron el 3 de enero con el desfile del carnavalito, que debemos respaldarlo como un proceso que pretende involucrar a los niños y niñas en el carnaval;  el desfile de las aspirantes al reinado del carnaval que no cerró el desfile del carnavalito, nos dejó la enseñanza de planificar con más tiempo el arreglo personal de las candidatas para estar a tiempo en los eventos programados.
Por problemas de energía eléctrica no se pudo realizar la fiesta del sombrero sandoneño previsto para el 3 conjuntamente con la elección y coronación de la reina del carnaval, evento que se realizó al día siguiente con una gran asistencia de público que llenó el teatro Santo Tomás y nos puso a pensar en otro lugar con mayor amplitud para adelantar estas actividades.
El desfile de la familia guaicosa que se celebra desde 1982 como reemplazo del desfile de la familia Castañeda en Pasto, nos sorprendió a todos por la gran participación de instituciones, entidades, organizaciones comunitarias y presentación especial de la colonia sandoneña residente en Cali, que en algunos casos hicieron representaciones de algunas familias que le han aportado al desarrollo de nuestro municipio, sin embargo consideramos que se debe capacitar a todos los participantes sobre el sentido que tiene esta celebración.

Otra de las decisiones importantes que tomó Corposandoná, además de no permitir los coches de tracción animal el 31 y el 6 de enero, fue la de programar un desfile el 5 de enero como homenaje a la libertad de los esclavos de la raza negra, evento que se realizó por primera vez en esta localidad y que hacia al futuro se le debe incluir nuevos elementos que tengan que ver con la libertad como puede ser la música y la danza.
El desfile magno del 6 de enero tuvo una gran participación de los artistas en las cinco modalidades, destacándose algunas carrozas, minicarrozas y disfraces individuales que alcanzaron los primeros lugares y cuyos responsables fueron premiados el mismo día por parte de la corporación, por valor total de 30 millones 300 mil pesos. Nos falta la presencia de las murgas en este desfile tratándose de una ciudad netamente musical, sin desconocer el aporte que le realizaron las bandas Santa Cecilia y “Pote Mideros”, que con sus interpretaciones alegraron el carnaval.
Quedan algunas recomendaciones para tenerlas en cuenta en los próximos desfiles, el primero que los espectadores no lancen talco, carioca o cualquier otro elemento a los participantes del desfile, revisar si existe otro sistema de conexión de las acometidas de energía eléctrica y telefónica en la senda del carnaval para evitar contratiempos con la altura de las carrozas y con el fin de agilizar el desfile los mensajes de los artesanos deben ser más concisos.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.