En Magüí Payán, más de 20 viviendas destruidas

Tomado de www.diariodelsur.com.co

En las últimas horas, las lluvias afectaron al municipio de Magüí, específicamente la vereda Tortugo Magaly, ubicada aproximadamente a cinco horas del casco urbano del municipio, donde se presentó un deslizamiento de tierra que dejó más de 20 viviendas y una escuela destruidas.

De igual manera, el desprendimiento de la montaña dejó una persona gravemente herida, que al parecer es un docente de dicha institución educativa, quien según fuentes extraoficiales fue trasladado a la ciudad de Pasto.

Censo

El alcalde de Magüí, Alejandro Quiñones, confirmó que, al momento de la emergencia, los estudiantes no estaban en el centro educativo, sin embargo, aseguró que la situación es delicada y que continúan realizando el censo correspondiente de los damnificados.

“Hubo un deslizamiento en la noche que arrasó más de una vivienda y la escuela, por tanto, la gente se quedó sin nada. Estamos mirando cómo poder avanzar y darles el apoyo, ya que es una zona muy difícil; sin embargo, estamos haciendo las gestiones para socorrer a la gente. La vereda queda aproximadamente a cinco horas en los límites con Cumbitara y Policarpa. Estamos recopilando el censo para poder identificar a las familias. En el reporte preliminar hubo unas 25 viviendas afectadas y no hay desaparecidos”, puntualizó el mandatario.

Hechos

Posterior a la emergencia, el rector de la Institución Educativa Liceo Payán, Cristian Quiñónez, dijo “en la vereda Tortugo se presentó una avalancha que terminó con la escuela y a un docente tocó remitirlo a un centro hospitalario ya que quedó atrapado en medio de las piedras. Pedirles a los órganos que de qué manera podemos tener ayuda y atención frente a este caso que se nos presentó en el municipio”.

Finalmente, cabe resaltar que al parecer las personas que fueron afectadas por este evento, continúan reubicándose en casas de conocidos, mientras que otras estarían removiendo los escombros para tratar de recuperar algunas de sus pertenencias.Nota original

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *