Obras escolares atrasadas

El despertador del sur
Por: Jorge Arturo Bravo
[email protected]

En pasados días visité o mejor, intenté visitar las obras escolares que se vienen adelantando en la ciudad de Pasto, las mimas que durante cuatro años y más estuvieron abandonadas: quise averiguar la situación de ellas, pero me resultó una misión imposible, no se pudo conseguir información porque  ninguno de los pocos trabajadores, ninguno de los ingenieros dan razón; y todos coinciden en decir “no podemos dar información”, “tampoco se puede tomar fotografías”, un rector me dijo, “a mí tampoco me dan informaron”.

Pero usted amable lector, sin ser experto en construcciones puede deducir que esas obras no están ni siquiera en el 50% por lo tanto, no serán entregadas en las fechas acordadas; una lástima que esto esté sucediendo con esas obras y que nadie diga nada, no entiendo por qué rectores, profesores, periodistas, que son como los principales veedores, permanecen silenciosos, nadie dicen nada, como siendo cómplices de estas anomalías que contribuyen al detrimento de la calidad de la educación.

Este silencio absurdo de quienes adelantan esas construcciones solo dan a entender que nuevamente por allí soplan vientos de corrupción, esa que tanto daño le han hecho a la educación colombiana como viene sucediendo también con el famoso Plan de Alimentación Escolar, PAE. Considero que los estudiantes ya deben despertarse de ese letargo, algunos lo están haciendo, cierto por lo del PAE pero también deben hacerlo por lo que pasa con el atraso de esta obras escolares.

AL MARGEN. De otro lado tampoco entiendo lo qué pasa con Corpocarnaval que hasta el momento no ha cancelado los aportes económicos que nos adeuda a todos los artesanos y artistas del Carnaval de Negros y Blancos, en nuestro caso el Carnavalito, y lo más grave el pasado jueves fui a las oficinas supuestamente a cobrar o al menos a saber qué pasaba con esos dineros, y miren la sorpresa que me llevé, pues me encontré con que están remodelando las oficinas y se fueron para otro lado y lo peor ni siguiera dejaron un aviso informando a donde carajo de fueron; así son algunos pastusos cuando no quieren pagar las deudas “se echan al pierdo”. El zapatero más humilde deja un aviso informando a dónde se trasladó, deberían aprender los funcionarios de Corpocarnaval.

Ver entrada

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.