Sandoneños despidieron al señor Carlos Rodríguez Guerrero

En medio de una profunda tristeza, familiares y amigos despidieron este jueves en la tarde al señor Carlos Rodríguez Guerrero, quien falleció el pasado lunes en la ciudad de Pasto.

Antes de las 2 de la tarde los familiares trasladaron los restos mortales desde la sala de velación Luz Eterna, ubicada en la esquina de la carrera 5 con calle 4, hasta la basílica Nuestra Señora del Rosario.

Los asistentes a la eucaristía, celebrada por el vicario parroquial Félix Usamag Chamorro, se ubicaron en las bancas: dos personas por cada banca y una desocupada, acorde a los protocolos de bioseguridad.

Los familiares participaron en las lecturas y en las peticiones y la Ronda Lírica de la ciudad de Pasto entonó las melodías apropiadas para este acto religioso.

Al finalizar la eucaristía el concejal Guillermo Portilla leyó una resolución del Concejo Municipal y se la entregó a la señora Fanny Meza y en seguida intervinieron Cristina Rodríguez, quien leyó un mensaje de su hijo Camilo, y María Mercedes López Rodríguez recordó a su abuelo y agradeció a los sandoneños por el acompañamiento.

En seguida los familiares, con los restos mortales de su ser querido, iniciaron el recorrido por la carrera 5 hasta la esquina de la calle 6 luego por esta hacia la parte occidental, en donde está ubicado en cementerio parroquial.


Los familiares se turnaron para cargar el cofre y a la entrada del cementerio se lo entregaron a la señora Fanny, quien lo transportó hasta el frente de la tumba del señor Carlos Rodríguez Mera, padre de don Carlos.


Ahí esperaron un tiempo prudencial, mientras la Ronda Lírica entonaba canciones de despedida, hasta depositarlo en la tumba.


Varios conductores recordaron los inicios de don Carlos como conductor de un bus en la ciudad de Pasto y luego dedicado a su camión, un Ford modelo 54, en el cual transportó panela desde Sandoná hacia el interior del país, luego lo vendió y compró un camión marca International modelo 68 y así continuó con los camiones sencillos y finalmente se pasó a los camiones de doble tracción o dobletroques.

En las últimas dos semanas dos integrantes de la familia Rodríguez Meza viajaron a la eternidad: el 26 de septiembre el hijo y a los 17 días el padre.

Como buenos conductores Jairo y don Carlos continuarán guiando a su familia y a los sandoneños por las vías del respeto, el cariño, la amabilidad y la responsabilidad, como ellos lo hicieron en su paso por este mundo.

Foto: Jorge Rodríguez Meza

Un abrazo solidario para toda la familia.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario